La paridad de género es fundamental para una economía próspera y una sociedad justa. Asegurar el desarrollo completo y el despliegue adecuado de la mitad del total de talentos de Canarias tiene una gran influencia en el crecimiento, la competitividad y la preparación para el futuro de la economía y las empresas de nuestro archipiélago.

Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en una economía más sostenible y menos carbónica consiste en el reparto equilibrado de roles.

La economía sostenible exige de una mayor despliegue de ocupaciones vinculadas a los cuidados, tanto de personas, como del medio ambiente y de las infraestructuras existentes.

Histórico de archivos